miércoles, 16 de mayo de 2018

Elkarrekin Podemos acusa a PNV y PSE de plantear un recorte sin precedentes en la RGI

Elkarrekin Podemos ha acusado hoy al PNV y al PSE de plantear un "recorte sin precedentes" en el sistema de la Renta de Garantía de Ingresos mediante una ley que "busca dejar fuera" a perceptores de las ayudas sociales y "aumentar las cifras de pobreza" y que "fácilmente" podría apoyar el PP.



Los parlamentarios de Elkarrekin Podemos Tinixara Guanche y Jon Hernández, junto con la co-portavoz de Equo Euskadi Erika Martínez, han comparecido en rueda de prensa para dejar clara su oposición a la proposición de Ley para la Garantía de Ingresos y la Inclusión registrada por el PNV y el PSE en el Parlamento Vasco.

Uno de los temas polémicos que incluye esta proposición es la obligatoriedad de la implantación de la huella digital para los trabajadores y usuarios de Lanbide (desempleados y perceptores de la RGI), una medida que ya ha confirmado la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal.

Guanche ha calificado de "vergonzosas" las declaraciones de Artolazabal sobre la obligatoriedad para los usuarios de Lanbide de facilitar estos datos biométricos cuando, según ha recordado, la directora de la Agencia Vasca de Protección de Datos, Margarita Uria, ha advertido de que la normativa europea que regula estas cuestiones y que entra en vigor del 25 de mayo establece como regla general que la implantación de la huella digital debe contar con el consentimiento previo y expreso de los afectados.

Uria, no obstante, dejó claro en una reciente comparecencia parlamentaria, que el sistema de datos biométricos que se implante debería regularse a través de una norma "con rango de ley" que tiene que ir acompaña de una evaluación de impacto de riesgos por la utilización de los datos biométricos. 

Esta medida, ha señalado Guanche, es "cuestionable" y su aplicación supone "una tremenda inseguridad jurídica".

El grupo parlamentario de Elkarrekin Podemos también ha denunciado que para la determinación de las prestaciones sociales la proposición de ley establezca en 455 euros el valor estimado de los gastos mínimos a los que se enfrentaría cualquier persona que pretendiera hacer frente, en solitario, a las necesidades básicas asociadas al mantenimiento de una vivienda.

"¿PNV y PSE piensan que 455 euros se paga un alquiler? ¿Cómo va a vivir una persona para cubrir gastos de una vivienda si la media de alquiler es de 897 euros?", ha preguntado Guanche.

Asimismo la parlamentaria ha lamentado que el texto del PNV y PSE, socios en el Gobierno vasco, omite referencias a la violencia de género y no contempla medidas específicas para la protección de las mujeres y de sus hijos.

"No entienden que la RGI es una herramienta vital para dotar de independencia económica a las mujeres víctimas de la violencia machista", ha señalado.

La proposición de ley también plantea una Renta Garantizada para Pensionistasque aseguraría unos recursos mínimos a quienes cobran las pensiones más bajas pero Guanche ha criticado que se incluya una fórmula para calcular estos complementos "compleja" y condicionada a muchos elementos.

Así, Elkarrekin Podemos, a día de hoy, se opone a respaldar esta norma, que comienza ahora su trámite parlamentario, porque, a su juicio, representa una "oportunidad perdida para proteger a la ciudadanía vasca" y además no ha buscado el consenso. "Nos van a encontrar de frente", ha remarcado Guanche.